LA CONTINUIDAD DEL IRPH EN LOS CONTRATOS HIPOTECARIOS

LA CONTINUIDAD DEL IRPH EN LOS CONTRATOS HIPOTECARIOS

El IRPH (Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios), es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para adquisición de vivienda libre, que hayan sido iniciadas o renovadas durante el mes al que se refieren los índices. Ofrece tres modalidades diferentes: Bancos, Cajas de Ahorro y la totalidad de las Entidades.

En Noviembre de 2013, se implantó la  Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización. La misma contempla la derogación del IRPH-Cajas e IRPH-Bancos, siendo ambos sustituidos por el tipo previsto en el contrato hipotecario. Y, en caso de inexistencia, por un nuevo valor: el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años para la adquisición de vivienda libre concedidos por las entidades de crédito en España. Es su Disposición adicional decimoquinta.- Régimen de transición para la desaparición de índices o tipos de interés de referencia; donde se contempla lo siguiente:

“Con efectos desde el 1 de noviembre de 2013 el Banco de España dejará de publicar en su sede electrónica y se producirá la desaparición completa de los siguientes índices oficiales aplicables a los préstamos o créditos hipotecarios de conformidad con la legislación vigente:

Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por los bancos.

Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las cajas de ahorros.

Tipo activo de referencia de las cajas de ahorros.

Las referencias a los tipos previstos en el apartado anterior serán sustituidas, con efectos desde la siguiente revisión de los tipos aplicables, por el tipo o índice de referencia sustitutivo previsto en el contrato.

En defecto del tipo o índice de referencia previsto en el contrato o en caso de que este fuera alguno de los índices o tipos que desaparecen, la sustitución se realizará por el tipo de interés oficial denominado «tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en España», aplicándole un diferencial equivalente a la media aritmética de las diferencias entre el tipo que desaparece y el citado anteriormente, calculadas con los datos disponibles entre la fecha de otorgamiento del contrato y la fecha en la que efectivamente se produce la sustitución del tipo.

La sustitución de los tipos de conformidad con lo previsto en este apartado implicará la novación automática del contrato sin suponer una alteración o pérdida del rango de la hipoteca inscrita.

Las partes carecerán de acción para reclamar la modificación, alteración unilateral o extinción del préstamo o crédito como contrapartida de la aplicación de lo dispuesto en esta Disposición.”

Sin embargo, El IRPH Conjunto de Entidades se mantiene vigente tras la eliminación de los IRPH Bancos e IRPH Cajas.

La Sentencia nº 669/2017 de TS, Sala 1ª, de lo Civil, 14 de Diciembre de 2017 dispone que para determinar la transparencia de la cláusula que incorpora el índice de referencia (IRPH-Entidades) habrá que ver si el consumidor era consciente, porque hubiera sido informado, de que esa cláusula configuraba un  elemento esencial del préstamo, así como la manera en que se calculaba el interés variable. Se establece claramente que la mera referenciación de una hipoteca al IRPH no supone falta de transparencia o abusividad.

A pesar de la claridad y concisión de dicha Sentencia, diferentes Audiencias Provinciales, posteriormente, se están pronunciando en sentido contrario, como es el caso de la Audiencia Provincial de Girona y el Juzgado de Primera Instancia de Amurrio, en Álava, siguiendo planteamientos diferentes.

Para concluir, y a modo de resumen, la Sentencia del Supremo revela que el IRPH no desaparecerá a corto plazo. La modalidad de entidades sería por tanto la única oficial actualmente, ya que las otras dos, IRPH cajas e IRPH Bancos, fueron eliminadas en 2013.

Ahora la cuestión sobre la abusividad de la cláusula del IRPH dependería de la posición que adopte en esta cuestión el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, cuya decisión pudiera contradecir el criterio del Tribunal Supremo.

Como siempre estamos a su disposición para cualquier aclaración.

Paloma Galán

-Abogada –

MODIFICACIÓN DE LA LEY DEL IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES EN ANDALUCÍA

MODIFICACIÓN DE LA LEY DEL IMPUESTO DE  SUCESIONES Y DONACIONES EN ANDALUCÍA

 

A partir del primer día de enero de 2018, entra en vigor el pacto a través de los Presupuestos del año 2018, la reforma de medidas urgentes relativas al impuesto sobre sucesiones y donaciones en la C.A Andaluza.

Esta reforma a la Ley 29/1987 de 18 de diciembre y su Reglamento Real Decreto 1629/1991 de 8 de noviembre y para Andalucía  regulada  en los artículos 17 a 22 quater del Decreto Legislativo 1/2009 de 1 de septiembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones dictadas por la Comunidad Autónoma Andaluza en materia de tributos cedidos.

Esta Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, para los andaluces ha tenido varias reformas desde su entrada en vigor, concretamente en lo relativo a la subida de la cantidad considerada “mínimo exento”, lo que en román paladino significa que se ha subido la cantidad exenta de contribución del impuesto en cuestión, para que se pague menos e incluso, según los casos, no se tenga que pagar nada del impuesto de sucesiones y donaciones.

Vamos a explicar, siquiera someramente, el alcance de esta reforma.

Pues bien, en las sucesiones hay varios grados según la cercanía o lejanía de parentesco respecto al causante, y también la edad del heredero.

En el Grupo I  están los  Descendientes o adoptados, menores de 21 años.

En el Grupo II, los  Descendientes o adoptados, de 21 años o más. Cónyuges, ascendientes o adoptantes.

En el Grupo III los Colaterales de 2º y 3º grado por consanguinidad o afinidad. Ascendientes o descendientes por afinidad

 En el Grupo IV están los que tienen un grado de parentesco más distante y extraños.

Desde el día 1 de enero de 2017 y hasta la actualidad el denominado mínimo exento para las herencias recibidas por parientes directos (grupos I y II) era de 250.000 euros por cada heredero. Es decir que todo heredero comprendido en los grupos I y II, que heredaran menos de los 250.000, no pagaba el impuesto de referencia.

Realmente, con esa cantidad y teniendo en cuenta los valores catastrales actuales, totalmente desproporcionados respecto a los valores de mercado, llegar a esa cantidad no es tan difícil, piénsese en una familia de dos hijos, en la que existen varios inmuebles, vamos a suponer una vivienda en la ciudad y otra de recreo en la campo o la playa, algunos ahorros de los causantes, alguna parcela rustica de olivar o viñedo, algunas acciones en entidades bancarias, eso que es muy probable,  ya superaría ese mínimo exento de 250.000 euros por heredero.

Como este es un impuesto cuya recaudación y gestión corresponde a las Comunidades Autónomas, son estas las que fijan ese mínimo exento, dándose la curiosidad de que en algunas de ellas, el impuesto de sucesiones es prácticamente inexistente por lo elevado del mínimo exento. Todos hemos sabido a través de los medios de comunicación, como en la C.A de Madrid heredar sale gratis, mientras que en la C.A Andaluza, se pagaba por el mismo impuesto una barbaridad.

Esa diferencia tan llamativa y discriminatoria para los ciudadanos  entre CCAA, ha llevado a los políticos a intentar arreglar, en la medida de lo posible, esa disparidad y de ahí que los grupos políticos de Ciudadanos y PSOE en el Parlamento Andaluz, acordaran el pasado 20 de septiembre que, a través de la Ley de Presupuestos para el año 2018, los familiares directos  del causante estuvieran exentos de tributar por el impuesto de sucesiones y donaciones si heredaran menos de un millón de euros cada uno de los llamados a la herencia. Lo mismo sucede si se donan en vida bienes por importe inferior al millón de euros.

Esta reforma además del mínimo exento para familiares directos, contempla otras medidas que conviene destacar,  cómo las relativas a los discapacitados a los que además de la aplicación del mínimo exento ya referenciado, se establece a su favor, una reducción autonómica del 99% de la base imponible por la donación de vivienda habitual a descendientes con discapacidad.

Si en el patrimonio del causante se encuentran participaciones de empresa, el heredero de la misma puede obtener una reducción del 99% del valor de dichas participaciones, siempre que concurran tres requisitos: 1º.- Que la entidad ejerza una actividad económica y no tenga como actividad principal la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario.

2º.- Que el heredero ostente un 5% individual o un 20 % con su cónyuge, ascendientes, colaterales hasta el segundo grado.

3º.- Que uno de los miembros del grupo familiar indicado en el segundo requisito, ejerza funciones de dirección y su sueldo o retribución sea superior al 50% del conjunto de sus rendimientos de trabajo y actividades económicas.

Este caso concreto requiere que las personas interesadas en la aplicación de esta reducción, acudan a profesionales que les puedan asesorar  respecto de si esas participaciones pueden ser  consideradas  empresa familiar a efectos fiscales.

Para los herederos del Grupo III, no existe reducción ni modificación en el impuesto, manteniéndose las reducciones establecidas en el Decreto Ley 4/2016 de 26 de julio, así como también se encuentra en dicha disposición la reducción por  la adquisición “mortis causa” e “inter vivos” de una explotación agraria, que flexibilizo esta norma en relación al requisito establecido con anterioridad a la misma,  y después de la norma citada, solo se exige el ejercicio de la actividad de manera personal y directa por el transmitente y el mantenimiento de la explotación durante cinco años

Para cualquier aclaración, estamos a su disposición.

 Soledad Galán Jordano

Abogado

LEY DE REFORMAS URGENTES DEL TRABAJO AUTÓNOMO

LEY DE REFORMAS URGENTES DEL TRABAJO AUTÓNOMO

A los efectos de la Ley 20/2007 de 11 de julio del Estatuto del trabajo autónomo, “Se entenderá por trabajador autónomo o por cuenta propia, aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas, sea o no titular de empresa individual o familiar.

La Ley 18/2007 de 4 de julio regulo el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios, con sus peculiaridades, regulaba a los trabajadores autónomos, mayores de 18 años, que fueran titulares de una explotación agraria, que las labores agrarias las realizasen de forma personal y directa, aun cuando ocuparen trabajadores por cuenta ajena, que los ingresos obtenidos fuesen al menos el 50% de su renta total de la realización de  actividades agrarias y otras complementarias siempre que la parte procedente de la actividad agraria de su explotación no fuera inferior al 25% de su renta total, que los rendimientos anuales netos obtenidos por la explotación no superasen el 75% en cómputo anual  de la base máxima de cotización establecida en cada momento en el RGSS.

Algunas  modificaciones puntuales desde la entrada en vigor de la denominada Ley de Autónomos, a través de  la Ley 27/2011 de 1 de agosto,  Ley 36/2011 de 10 de octubre, Ley 14/2013 de 27 de septiembre, Real Decreto Ley 4/2015 de 22 de marzo, Ley 25/2015 de 28 de julio, Ley 31/2015 de 9 de septiembre, han llevado a la última modificación con la publicación en el BOE de la Ley 6/2017 de 24 de octubre.

Si bien todas las modificaciones han perseguido adaptar la Ley inicial a la realidad vigente, esta última  ha dado un paso importante en la regulación de la conocida Ley de autónomos, acercándola a la realidad de un colectivo, el de autónomos, que contrata a más de un millón de asalariados y lleva más de cuatro años creando empleo.

Esta última reforma ha sido aprobada con el consenso de todos los grupos parlamentarios tanto en el Congreso cómo en el Senado. Se compone de una seria de nuevas medidas para fomentar el aumento de autónomos y su empleabilidad, la mejora de la calidad del trabajo autónomo, a través de la formación, la seguridad y estabilidad del trabajo, la jubilación activa, así como la flexibilización de los trámites y su regulación.

El día 25 de octubre del presente año ha entrado en vigor tras su publicación en el BOE excepto los artículos 1, 3, 4 y 11 y las disposiciones finales primera, segunda, tercera y novena, que entrarán en vigor el día 1 de enero de 2018.

Vamos a ver la reforma y su alcance;

1º.- Ampliación de la “Tarifa Plana”.(arts. 3 y4 Ley 6/2017, arts. 31 y 32 Ley 20/2007)

La Ley 31/2015, de 9 de septiembre , introdujo la denominada tarifa plana en la cotización de los nuevos autónomos, que pasaron a pagar 50 euros al mes durante los primeros 6 meses de alta nueva en ese Régimen Especial, si además no lo habían estado en los 5 años anteriores y cotizaban por la base mínima.
Con la entrada en vigor de la Ley 6/2017 se amplía la Tarifa Plana de 50 euros a doce meses, frente a los seis actuales, el período de duración de la cuota reducida para los autónomos que causen alta inicial por primera vez en el sistema de Seguridad Social. Esta medida entra en vigor a partir del 1 de enero de 2018.

2º.- Medidas para favorecer la conciliación entre la vida familiar y laboral de los trabajadores autónomos. (Art. 7 L 6/2017, art. 38 bis L 20/2007, Art. 5 L 6/2017, art. 30 L 20/2007, Art. 6 L 6/2017, art. 38 L 20/2007)

La Ley 31/2015, de 9 de septiembre, estableció una bonificación del 100% de la cuota resultante de aplicar el tipo mínimo de cotización en el Régimen Especial de Autónomos a la base media del trabajador por cuenta propia en los 12 meses anteriores, por cuidado de un hijo menor de 7 años, o por tener a cargo un familiar dependiente o discapacitado hasta el segundo grado.

La nueva reforma, mantiene esta medida y la amplia hasta la edad de los doce años posibilitando la bonificación por un plazo de doce meses del 100% de la cuota de autónomo por contingencias comunes

En este caso, se elimina el requisito de sustituir al trabajador autónomo mediante un contrato de interinidad con un desempleado para disfrutar de esta bonificación.

Las mujeres autónomas que se reincorporen al trabajo después de maternidad, adopción, acogimiento y tutela, de forma que aquellas mujeres que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha de cese por uno de los motivos anteriores, podrán acogerse a la tarifa plana de 50 euros durante los 12 meses siguientes a su reincorporación al trabajo, siempre que opten por cotizar por base mínima.

La Ley 31/2015, de 9 de septiembre , estableció una bonificación del 100% de la cuota para aquellos trabajadores autónomos sustituidos durante los períodos de descanso por maternidad, adopción, acogimiento, paternidad, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural, mediante contratos de interinidad celebrados con desempleados conforme al Real Decreto-Ley 11/1998 de 4 de septiembre .

A partir del 1 de marzo de 2018, las prestaciones económicas por maternidad y paternidad de los trabajadores autónomos y de los trabajadores del mar por cuenta propia del grupo 1º, consistirán en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora diaria, resultado de dividir la suma de las bases de cotización en este régimen especial durante los seis meses inmediatamente anteriores al del hecho causante entre ciento ochenta.

La prestación por paternidad podrá ser denegada, anulada o suspendida por las mismas causas establecidas para la prestación por maternidad.

3º.- Capacidad de contratar. Compatibilidad entre la pensión de jubilación y el trabajo autónomo. (D.F. 5ª L 6/2017, art. 214 LGSS)

Se incentiva la capacidad para contratar y se impulsa la jubilación activa y la transmisión de conocimiento.

Si se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión de jubilación compatible con el trabajo autónomo alcanzará al 100 por ciento.

4º.- Bonificación por la contratación de familiares. (D.A. 7ª y D.F. 6ª y 10ª L 6/2017, D.A. 10ª y 13ª L 20/2007, art. 12.2 LGSS.

Se dará en el supuesto de contratación indefinida por parte del trabajador autónomo como trabajadores por cuenta ajena de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive. No debe haber despedido de forma improcedente durante los doce meses anteriores al contrato bonificado, ni podrá exigir por las mismas causas un contrato de trabajo en los seis meses posteriores a la celebración del contrato bonificado.

Base de cotización.

Asimismo, los autónomos, a partir del 1 de enero de 2018 van a poder cambiar hasta 4 veces al año su base de cotización (actualmente son dos veces) para adecuarla mejor a sus ingresos, deducirse gastos de suministros y manutención vinculados a su actividad. También se reducirá a un 10% del recargo de la deuda por cotización durante el primer mes siguiente al debido, fijado actualmente en un 20%.

5º.- Recargos por ingresos de las cuotas a la Seguridad Social.( Art. 1 y D.F. 3ª L 6/2017, art. 30 LGSS, art. 10 RD 1415/2004)

Se rebaja a la mitad el recargo en el caso de abono de las cuotas dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo.

6º.- Devolución de oficio del exceso de cotización. Pluriactividad. (Art. 2 L 6/2017, art. 313 LGSS)

En los supuestos de Pluriactividad, la devolución del exceso de cotización realizado por el trabajador autónomo se realizará de oficio por la Tesorería General de la Seguridad Social.

7º.- Medidas para mejorar la formación profesional para el empleo de los trabajadores autónomos. (Arts. 8, 9, 10, 13, D.A. 2ª y D.F. 8ª L 6/2017, arts. 19, 21, 22 y D.A. 12ª L 20/2007)

Las organizaciones intersectoriales representativas de autónomos y de la economía social participarán en la detección de necesidades, diseño, programación y difusión de la oferta formativa para trabajadores autónomos a que hace referencia la Ley 30/2015 de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral.

8º.- Accidente de Trabajo “in itinere” . (Art. 14 L 6/2017, art. 316.2 LGSS)

Otra novedad es que  dentro del concepto de accidente de trabajo, se incluye  el accidente de trabajo  sufrido por el trabajador autónomo al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional, considerándose como tal el establecimiento donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad y esté así declarado fiscalmente.

9º.- Modificación de las altas y bajas de los autónomos en el Régimen Especial de Seguridad Social de Trabajadores Autónomos (RETA) (D.F. 2ª L 6/2017, nuevo art. 43 bis RD 2064/1995 )

A partir del 1 de enero de 2018 se permitirá que hasta tres altas y tres bajas en el RETA dentro de cada año natural tengan efectos desde el momento de inicio o de cese en la actividad, en lugar de por meses completos (solo pagarán por días trabajados). Los efectos de la baja deberán coincidir con el día real en que el trabajador comunica su cese de actividad y la cuota fija mensual se divide por 30.

También se modifica la infracción grave de los autónomos relativa a la afiliación inicial o alta, a fin de adecuarla a esa nueva posibilidad. (D.F. 1ª, 2ª y 9ª Ley, art. 46 RD 84/1996, art. 45 RD 2064/1995art. 22.7LISOS)

10º.- Posibilidad de deducirse gastos asociados. (Art. 11 L 6/2017, art. 30.2.5ª L 35/2006, art. 9.B.1 b RD 439/2007)

Los trabajadores autónomos podrán  deducirse gastos de suministros y manutención vinculados a su actividad.

11º.- Posibilidad de abonar la cuota por días trabajados. (DF1ª,2ª L 6/2017, art. RD 84/1966, art. 45 RD 2064/ 1995art.22. 7 LISOS)

La Ley 6/2017 introduce la posibilidad, a partir del 1 de enero de 2018, de afiliación y hasta tres altas y bajas dentro de cada año natural con efecto a esas fechas. El resto de altas y bajas dentro del año tendrán efectos como siempre, desde el primer día del mes.

12º.- Domiciliación obligatoria del pago de cuotas. (D.F. 3ª Ley, D.A. 8ª RD 1415/2004)

A partir del 1 de enero de 2018, los trabajadores autónomos y los trabajadores del mar por cuenta propia vendrán obligados a la domiciliación obligatoria del pago de cuotas.

13º.-  Mejoras para las personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo.

Se reduce el grado de discapacidad exigido (que se fijará en el intervalo entre el 33% y el 65%) a los hijos del trabajador autónomo, mayores de 30 años, afectados por una discapacidad física o sensorial, a efectos de permitir que sean contratados por aquél como trabajador por cuenta ajena.

A partir del 1 de enero de 2018, se recogen beneficios para aquellas personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo que quieran ser autónomos.

Como siempre estamos a su disposición para cualquier aclaración.

SOLEDAD GALAN JORDANO

ABOGADO