La cláusula suelo en las hipotecas inmobiliarias

LA CLÁUSULA SUELO EN LAS HIPOTECAS INMOBILIARIAS

        El suelo establece el límite concreto referido a las cláusulas suelo, en el sentido de constituirse un interés mínimo a pagar en las cuotas de un préstamo hipotecario.

      Dicho límite mínimo se lleva a cabo en aquellas hipotecas con tipo de interés variable; en el sentido de que toma como referencia la evolución de un determinado índice, en general, el Euribor. Ello quiere decir que, pese a una posible bajada de los tipos de interés del índice referenciado, la tasa de interés aplicada por el banco no bajará más allá de un determinado nivel.

      Según explicaciones del Banco de España, las cláusulas suelo no son ilegales como norma general. Lo cual no obsta para que las entidades bancarias estén obligadas a informar de forma adecuada a sus clientes acerca de las particularidades y consecuencias de la presencia de un suelo en sus préstamos hipotecarios. Contrario sensu, dicha cláusula podrá ser consideraba abusiva y anulada del contrato.

     En este sentido, la sentencia de 9 de mayo del 2013 del Tribunal Supremo sentó jurisprudencia en el tratamiento que las cláusulas suelo, declarando que la nulidad de las mismas se debe a la falta de transparencia que tuvo lugar durante el proceso de contratación de la hipoteca. Los prestatarios podían entonces reclamar dicha abusividad y recuperar la cantidad dineraria correspondiente desde la fecha de dicha sentencia.

    Entonces, ¿no se podía recuperar las cantidades abusivas abonadas con anterioridad al 9 de mayo de 2013? Fue el Tribunal de Justicia de la Unión Europea quien, en fecha 21 de diciembre de 2015, dio a conocer el fallo en relación con la retroactividad de los efectos restitutorios de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo.

        El Tribunal de Justicia entiende que, según la Directiva, las cláusulas abusivas no podrán vincular al consumidor, en las condiciones acordadas por el Derecho de los Estados miembros, correspondiendo a éstos la obligación de prever medios adecuados y eficaces para el cese del uso de tales cláusulas.

         El Tribunal de Justicia explica que incumbe al juez nacional dejar sin aplicación la cláusula abusiva, de manera que se considere que dicha cláusula no ha existido nunca y que, en ese sentido, no produzca efectos vinculantes para el consumidor mediante el restablecimiento de la situación en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula. Es por ello por lo que la declaración del carácter abusivo de las cláusulas suelo debe permitir la restitución de las ventajas obtenidas indebidamente por el profesional en detrimento del consumidor.

        A la vista de esta doctrina del TJUE, se arbitra un cauce extrajudicial de carácter voluntario para el consumidor, facilitándose el poder llegar a un acuerdo con la entidad de crédito en España: el Real Decreto-Ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.

   Todos los afectados por una hipoteca con cláusula suelo pueden reclamar extrajudicialmente ante su entidad bancaria. Si la entidad reconoce la citada cláusula abusiva, puede compensar mediante el cobro en efectivo o la minoración del principal que quede pendiente de pagar de la hipoteca en una cantidad equivalente, entre otros.

    Galán Abogados se encuentra a su disposición para el estudio de su caso y proceder a la reclamación judicial, con el fin de obtener la declaración de nulidad de su cláusula suelo y confirmar que el cálculo del perjuicio causado es el adecuado, así como el re-cálculo del cuadro de amortización.

Paloma Galán

-Abogada-

TU COMENTARIO